Remedios para el Mal Aliento 5 Remedios Naturales

remedios para el mal aliento

En la antigüedad, ya los griegos usaban remedios para el mal aliento como el vino blanco, las semillas de anís, o la mirra. Los romanos por su parte, realizaban enjuagues bucales de salvia, canela, semillas de enebro, raíz de ciprés, y hojas de romero.

En la actualidad una de las consultas que con más frecuencia reciben los especialistas en salud es acerca de la halitosis y remedios para el mal aliento. En el 80-90% de los casos, el mal aliento tiene su origen en la boca. La película casi invisible de bacterias que se forma continuamente en nuestra boca, suele ser la responsable. También los restos de comida que se quedan entre los dientes producen un mal aliento al descomponerse. Una incorrecta masticación favorece de igual manera la aparición del mal aliento. La razón de esto es que las malas digestiones crean un exceso de gas en el cuerpo, y mucho de ese gas sale por la boca.

En otras ocasiones la necesidad de buscar remedios para el mal aliento, no es producida por la boca, sino por algún trastorno en nuestro tracto respiratorio o en el tracto gastrointestinal. Muchas enfermedades, tales como la bronquitis crónica, diabetes no controlada, infecciones de las vías respiratorias, enfermedades hepáticas o renales y trastornos digestivos como la acidez estomacal pueden causar mal aliento.

Por supuesto, el tipo de alimentación también influye en el olor de nuestro aliento. Los olores del ajo, la cebolla, el tabaco y el alcohol afectan el olor de nuestro aliento.

Otra causa común de la halitosis es una deficiencia en el mineral de zinc, que ayuda a mantener una boca limpia, libre de bacterias. Algunos productos de enjuague bucal en realidad contienen zinc como ingrediente activo debido a que el mineral es un conocido antimicrobiano, y ayuda en la neutralización y la eliminación de los gérmenes nocivos.

Antes de buscar y más tarde hacer uso de cualquiera de los remedios para el mal aliento que disponemos  debemos averiguar la causa del mal aliento. Por otro lado, independientemente del tratamiento o remedios para el mal aliento que elijas, asegúrate de conocer los ingredientes antes de tomar una decisión.

Enjuagues Bucales: Sirven para algo?

Hay pocas cosas más desagradables e incómodas en situaciones sociales que hablar con alguien con mal aliento.enjuagues bucales

Si pensamos en remedios para el mal aliento, probablemente uno de los primeros que se nos venga a la cabeza sean los enjuagues bucales. Los enjuagues bucales tiene un efecto corto en nuestro mal aliento, tan solo duran entre 20 minutos y 2 horas. El enjuague bucal es un remedio para el mal aliento temporal, pero nuestro interés debe estar encaminado a la solución definitiva.

Si usamos los enjuagues bucales como complemento, y ayuda en nuestra lucha contra el mal aliento, debemos buscar enjuagues bucales que no contengan alcohol. Hay un par de razones para esto. Uno, en realidad el alcohol no solo no soluciona el mal aliento, sino que contribuye al desarrollo de mal aliento. Dos, los estudios han demostrado que los enjuagues bucales que contienen más de un 25% de alcohol están relacionados con un aumento del riesgo de desarrollar cáncer oral.

Hábitos saludables para combatir el mal aliento

Manten tu boca limpia. Cepilla minuciosamente tus dientes al menos dos veces al día (especialmente tras las comidas), y usa hilo dental. Los alimentos atrapados en los dientes pueden ser eliminados fácilmente con el uso del hilo dental.

La lengua también se limpia. Las bacterias que se acumulan en la lengua, favorecen el mal aliento. Recuerda cepillar la lengua tras cada lavado de dientes. Usa un raspador de lengua, lo que te ayudará a eliminar las células muertas, las partículas de alimentos y bacterias de la lengua.

mal-alientoMantén la humedad de la boca. La saliva ayuda a mantener limpia nuestra boca, gracias a su acción natural antibacteriana. Si tienes la boca seca, mastica chicles de menta sin azúcar, para estimular la producción de saliva. Acostarse con la boca seca, nos acerca a despertarnos con  un mal aliento por la mañana. Procura evitar las situaciones de stress, ya que el stress provoca sequedad de boca, y esta a su vez mal aliento.

Azufre, no gracias. Evita los alimentos con alto contenido de azufre. Los ajos y las cebollas son ejemplos de alimentos con alto contenido de azufre, y que provocan un mal aliento.

Gracias queso. El queso bajo en grasa, ayuda a combatir el mal aliento. Toma una pequeña ración de queso bajo en grasa a la merienda, y te ayudará a mantener tu aliento fresco.

Semillas naturales. En los países del sur de Asia y oriente medio, es costumbre masticar semillas de especias aromáticas como el clavo, el cardamomo o el hinojo. Las semillas de estas especies contienen propiedades antimicrobianas que pueden ayudar a frenar el mal aliento.

Remedios para el mal aliento: 5 Remedios Naturales

Árbol del Té

Comenzamos nuestra selección de remedios para el mal aliento con este conocido aceite esencial. El Aceite esencial de árbol de té, debido a sus propiedades antisépticas actúa como un potente desinfectante. Puedes utilizar pasta de dientes que contiene aceite de árbol de té disponible en cualquier herbolario de tu ciudad. Además puedes poner unas gotas de aceite esencial del árbol del té en tu cepillo de dientes con tu pasta dental regular para cepillarte los dientes.

También puedes hacer un enjuague bucal con aceite de árbol de té, aceite de menta y aceite de limón. Mezcla aceite de árbol de té, aceite de menta y aceite de limón en cantidades iguales en un vaso de agua y utilízalo como enjuague bucal.

Hinojohinojo

El siguiente de los remedios para el mal aliento de nuestra lista es el hinojo. El hinojo es una hierba muy común en la cocina. Es una especia cuyo sabor tiene un parecido sorprendente con el regaliz. Puedes utilizar esta hierba con cualidades refrescantes para deshacerte del mal aliento. Toma una cucharada de hinojo y mastícala lentamente hasta que se forme saliva dentro de la boca. Esta hierba contiene propiedades antimicrobianas que pueden detener el mal aliento.  Masticar semillas de hinojo mezclado con las semillas de otras especies aromáticas como el clavo y el cardamomo después de las comidas también puede ayudar a controlar el mal aliento.

Salvia

Otro de los remedios para el mal aliento, es nuestra vieja conocida la Salvia. La Salvia contiene aceites esenciales con propiedades antibacterianas que pueden eliminar las causas del mal aliento. Las Hojas de Salvia se pueden masticar lentamente para combatir el mal aliento. Otra cosa que puedes hacer es un té de salvia, poniendo una cucharada de salvia picada en un vaso de agua hirviendo. Dejar reposar durante diez minutos y luego bébelo lentamente. También puedes mezclar los extractos de salvia y té verde en proporciones iguales y agregarlo a un vaso de agua tibia. Ahora haz gárgaras con esta solución varias veces al día.

Te Verde

El cuarto de los remedios para el mal aliento es nuestra bebida favorita: el Té verde. Las investigaciones preliminares indican que los compuestos en el té verde y en el té negro llamados polifenoles pueden detener el crecimiento de las bacterias responsables del mal aliento.

Cardamomo

Para terminar nuestra lista de remedios para el mal aliento, hemos dejado una de las plantas medicinales mas indicadas para tratar el mal aliento : El Cardamomo. Ciertas especias tienen propiedades que combaten las causas del mal aliento, así como sus muchos olores, una de estas especias es el Cardamomo. El Cardamomo contiene cineol, que actúa como un antiséptico natural, endulza el aliento  y puede reducir la inflamación de las encías. Las semillas de Cardamomo son muy utilizadas en los países árabes, donde es muy habitual masticar semillas de cardamomo tras cada comida hasta notar su frescor en la boca y combatir el mal olor.

La próxima vez que necesites remedios caseros para el mal aliento, ten a mano este artículo y elige tu remedio natural para el mal aliento. No pierdas el aliento (fresco) en tu lucha contra la Halitosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *