Diabetes Que es la Diabetes Mellitus y Tipos

Diabetes Que es la Diabetes Mellitus y Tipos

La Diabetes Mellitus es una enfermedad crónica, asociada con niveles anormalmente altos de azúcar en la sangre (glucosa). La glucosa es un azúcar simple que se encuentra en los alimentos. Es la fuente de energía de las células de nuestro cuerpo.

Estos elevados niveles de azucaren sangre, suelen tener su origen en una ausencia o ineficiente producción de insulina, la cual es producida por el páncreas. La insulina es una hormona producida en el páncreas (el páncreas es un órgano que se localiza detrás del estomago) tiene como función regular la glucosa en sangre. Tiene la doble función de ayudar a que la glucosa entre en nuestras células (ayuda a llevar energía a nuestras células), además de ser reguladora de los niveles de azúcar (glucosa) en sangre.

Cuando la glucosa en la sangre se eleva, es el páncreas el encargado de producir la insulina necesaria para regular los niveles de azúcar en sangre (glucosa). Esto se da con frecuencia tras las comidas, y especialmente las comidas con elevados porcentajes de azúcar en su composición.

Existen varios tipos de diabetes, de los cuales hablaremos mas adelante, pero por lo de ahora es conveniente que sepas que principalmente cuando hablamos de diabetes mellitus nos referimos principalmente a dos: la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2.

sintomas de la diabetesSíntomas de la diabetes

Cuando el páncreas y la insulina producida por el no trabajan adecuadamente se producen los primeros síntomas de la diabetes como pueden ser el aumento de producción de orina, de la fatiga, el hambre y la sed.

En la mayoría de los casos los síntomas de la diabetes comienzan al producirse la elevación anormal de los niveles de azúcar en sangre. Estos niveles elevados de azúcar en sangre, producen la aparición de esta glucosa en la orina. La elevación de niveles de glucosa en la orina produce un incremento en la producción de orina, lo cual nos lleva a una deshidratación, y por último la deshidratación a un aumento de la sed y el consumo de agua.

Otro de los efectos asociados a la alteración del funcionamiento o producción de la insulina es el efecto sobre el metabolismo de los carbohidratos, proteínas y grasas, produciéndose un almacenamiento anormal de estas dos últimas.

 Tipos de Diabetes

Como ya adelantábamos anteriormente existen principalmente dos tipos de diabetes (aunque en realidad existen algunas variantes mas): la diabetes tipo 1 que es también conocida como la insulino dependiente, o diabetes juvenil, y la diabetes tipo 2 que es también conocida como no dependiente de la insulina, o diabetes del adulto.

De todas las personas con diabetes mellitus, sólo aproximadamente el 10% tiene diabetes tipo 1 y el restante 90% tiene diabetes tipo 2.

Que es la diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 suele estar producida por una falta total de producción de insulina debida a un mal funcionamiento o deterioro de las células productoras de insulina en el páncreas. El páncreas se vuelve incapaz de producir Insulina.

La diabetes tipo 1 tiende suele darse en los jóvenes y por lo general antes de los 30 años de edad, sin embargo, los pacientes mayores también pueden verse afectados por este tipo de diabetes en alguna ocasión.

Que es la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2, suele estar asociada a la incapacidad de las células (especialmente las células de los músculos y de la grasa) para utilizar la insulina de manera eficiente y adecuada. En la diabetes tipo 2, los pacientes aún pueden producir insulina de manera ineficiente e y las células de nuestro cuerpo hacer un uso inadecuado de la insulina (este efecto de mal uso de la insulina es conocido como resistencia a la insulina).

Existen otros tipos de diabetes, como puede ser la diabetes del embarazo, la cual se produce en tan solo el 2-10% de las mujeres embarazadas. Los cambios hormonales producidos durante el embarazo pueden producir cambios en los niveles de azúcar en sangre durante la gestación, de aquí que a este tipo de diabetes mellitus se le conozca como diabetes gestacional.

Existen otros tipos de diabetes como las producidas por otra serie de trastornos, pero por no prolongar en demasía este artículo, las dejaremos para otro momento, y nos centraremos en la diabetes tipo 1 y en la diabetes tipo 2 por ser las comunes.

Diagnostico de la diabetesDiagnostico de la diabetes

La Diabetes, era conocida en la antigüedad como la enfermedad de la “orina dulce”. Esto se debía a que los niveles elevados de glucosa en la sangre (lo que se conoce como hiperglucemia) producía derrames de esta glucosa en la orina. A su vez venia acompañada de pérdida de masa muscular y fatiga, lo que les hacía sospechar de ser los síntomas de la “Orina dulce

En la actualidad, al producirse alguno de estos síntomas, o varios se comienza el diagnostico de la diabetes mediante pruebas de medición de los niveles de glucosa en sangre. Afortunadamente ya no es necesario comprobar el sabor de la orina, como antiguamente se hacía.

La prueba de glucosa en sangre en ayunas sigue siendo el principal sistema de diagnostico de la diabetes mellitus. Dicha prueba es muy fácil de realizar y los resultados son rápidos. Los avances tecnológicos permiten que hoy en día prácticamente cualquier consulta médica disponga de un analizador de glucosa.

Para realizar el diagnóstico de la diabetes mediante esta prueba, la persona a diagnosticar debe permanecer toda la noche (mínimo 8 horas) en ayuno, a la mañana antes de ingerir ningún tipo de alimento, se procede a la extracción de una pequeña muestra de sangre, la cual es enviada a laboratorio, o bien en caso de disponer de glucómetros en la clínica, se pueden realizar in situ.

Estos análisis pueden manifestar niveles anormales de glucosa, tanto por ser muy elevados (hiperglucemia) como por ser demasiado bajos (hipoglucemia).

En función de los resultados será diagnosticada la diabetes mellitus o descartada. Los niveles normales de glucosa en sangre son de menos de 100 mg/dl.

En caso de valores superiores, se vuelve a realizar la prueba posteriormente, y en el caso de resultados superiores a 126 mg/dl se puede pensar en una diabetes.

En ocasiones se presentan valores entre los 100 y 126 mg/dl, lo cual no es considerado diabetes pero si se considera alteraciones de la glucosa, los cuales también deben ser estudiados y tratados, aunque no se consideren diabetes mellitus.

Existen otras pruebas como la prueba de la tolerancia a la glucosa (utilizada para el diagnostico de la diabetes tipo 2), y otra pruebas complementarias menos extendidas. En otro artículo trataremos la prueba de la tolerancia a la glucosa con mayor profundidad.

tratamiento de la diabetesTratamiento de la Diabetes

Cualquier tratamiento de la diabetes busca como objetivo principal mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de un rango normal que oscila entre los 70-120 mg/dl antes de las comidas, y por debajo de 140 mg/dl dos horas después de comer. El tratamiento de la diabetes depende no solo del tipo de diabetes (Tipo 1 y Tipo 2 ) sino también de la gravedad de la misma.

A grandes rasgos, la diabetes tipo 1 se trata con insulina, una dieta para diabéticos, y ejercicio físico.

La diabetes tipo 2, se trata con reducción de peso, una dieta para diabéticos y también ejercicio físico.

Es fácil darse cuenta que la principal diferencia en el tratamiento de la diabetes de los dos tipos, es la administración o no de la insulina.

Remedios para la diabetes

Antes de hablar sobre los remedios para la diabetes, debemos hacernos una reflexión: porque la diabetes mellitus se da más en países desarrollados? La diabetes, afecta hasta a un tercio de la población de los países industrializados, de hecho, es el trastorno endocrinológico más común. El número de personas con esta enfermedad ha ido en constante crecimiento, en gran parte debido al aumento de personas con sobrepeso.

Las dietas basadas en alimentos procesados, los azucare y cereales refinados, las grasas animales, están llevando a la sociedad hacia un mundo de sobrepeso, y a mayor sobrepeso mayor es el riesgo de desarrollar diabetes del tipo II. El exceso de grasa corporal interfiere con la actividad de la hormona insulina, las células de nuestro cuerpo se vuelven menos sensibles a la insulina y esta encuentra una mayor dificultad a la hora de transportar la glucosa a las células.

En resumen el primer tratamiento para prevenir y mejorar la diabetes mellitus, pasa por mejorar nuestra alimentación y realizar frecuentemente algún tipo de ejercicio físico (caminar, bicicleta, remo, etc.)

El tratamiento de la diabetes puede ser clasificado en 3 tipos: el tratamiento de la diabetes con antidiabéticos orales, el tratamiento de la diabetes con insulina, y el tratamiento de la diabetes con plantas medicinales.

Los tratamientos con Antidiabéticos orales se utilizan comúnmente para tratar la diabetes mellitus del tipo II. Los tratamientos con insulina se utilizan principalmente para tratar la diabetes mellitus tipo I.

Los remedios para la diabetes a base de plantas medicinales son muy eficaces en el tratamiento de la diabetes tipo II. Sus efectos beneficiosos se producen en plazos relativamente cortos (entre 3 y 4 semanas) ayudando a la reducción de los niveles de glucosa en sangre, y a mantener sus niveles dentro de rangos aceptables. En algún caso los beneficios pueden demorarse entre 6 y 8 semanas pero de todas formas, son un complemento ideal para el tratamiento de la diabetes tipo II.

En el caso de la diabetes tipo I, los remedios naturales para la diabetes siempre deberán ser combinadas con la insulina en el tratamiento y control de los síntomas y complicaciones de la diabetes mellitus.

Para conocer mas sobre los remedios naturales para la diabetes, te invitamos a leer nuestro articulo Remedios naturales para la diabetes: 5 plantas para la diabetes donde descubrirás los extraordinarios beneficios de estas 5 plantas para la diabetes y como ayudan en la reducción de la glucosa y en la regulación de los niveles del azúcar en sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *